No todas las imperfecciones son iguales, por ello, la forma de cubrirlas no es siempre la misma. Seguro que has notado alguna vez que el corrector que acabas de comprar que se supone que cubre todo, realmente, no cubre todo a la perfección. Se ve un tono rosado o grisáceo tras utilizar el corrector y no era lo que esperabas. Este tipo de correctores es útil cuando la imperfección no es muy prominente, pero si tiene un color muy profundo, difícilmente va a ser eliminada con un solo producto.

Es por eso que aquí entran las paletas de correctores y sobre todo, la ruleta de colores, en la que se basa esta técnica de corrección de imperfecciones. Existen diferentes colores que sirven para diferentes colores de imperfección, ya sean granitos, ojeras y otras marcas en la piel.

Una de las paletas más básicas que podemos encontrar en cualquier tienda de maquillaje, es una paleta con 4 colores, los cuales normalmente son: verde, amarillo, morado y marrón/naranja.

Una de las reglas fundamentales a la hora de cubrir imperfecciones con una paleta de correctores de colores es utilizar siempre el color opuesto al color de la imperfección. Si por ejemplo es de un color rojo producido por una alergia o un simple granito, podemos utilizar el color verde, mientras que, si es de color morado como las ojeras, podemos utilizar el color amarillo.

Como ya hemos dicho, cada imperfección es diferente, por lo que aqui te mostramos como tratar diferentes tipos de imperfecciones con los colores más básicos que encontrarás en estas paletas de correctores.

rueda de colores-maquillaje

Para corregir ojeras

Las ojeras pueden aparecer en diferentes colores dependiendo de si se trata de un problema de circulación, genético o incluso también el tono de la piel. Entre los colores más comunes de ojera nos encontramos con morado, azul o marrón. Pero como ya hemos dicho, también tendremos en cuenta el color de la piel para elegir el color de corrector de ojeras más adecuado. Las pieles más claras se beneficiarán de un tono amarillo para cubrir una ojera morada, pero si son más oscuras, es mucho mejor un tono melocotón, anaranjado.

En las pieles medias, se utilizará un tono rosado en el caso de que las ojeras no sean muy profundas, pero si son más pigmentadas, utilizaremos un tono anaranjado.

Si tienes una piel bronceada, para las ojeras más suaves, utilizaremos un tono naranja suave, mientras que si tienes una ojera marcada un tono naranja más oscuro. Lo mismo pasa con las ojeras en pieles oscuras que necesitarán un naranja bastante intenso.

Para camuflar rojeces

Las rojeces se producen a menudo por reacciones en la piel, ya sean provocadas por agentes externos o porque ya nos acompañan desde siempre por temas genéticos.

En este caso, el tono verde es el que neutraliza las rojeces. Con una capa muy fina lograremos neutralizar gran parte de la imperfección, a partir de aquí decidiremos si aplicar más en según qué zonas.

como paleta de correctores

Tapar las manchas en la piel

Ya sean manchas producidas por el sol, o manchas producidas por el paso del tiempo, estas se muestran diferentes dependiendo del tono de piel. En las pieles más claras, si las manchas son de color marrón, un tono amarillo conseguirá neutralizarlas, para las pieles en tonos medios, un tono melocotón, naranja suave mientras que, si son manchas en pieles oscuras, el naranja tiene que ser mucho más intenso.

Iluminar la piel

También podemos utilizar uno de estos correctores para crear pequeñas zonas de iluminación en las pieles más claras. Un tono morado o violeta ayuda a reavivar la piel más apagada. Pero hay paletas en las que nos encontramos un tono blanco que sirve también para esta situación.

El modo de aplicación

Si utilizas un corrector en uno de estos colores, notarás como un cierto color que sobresale. Aunque esta difuminado sobre la piel, siempre se vera un ligero tono del color que has aplicado. Esto es completamente normal y es que estos correctores están hechos para ser utilizados bajo una base de maquillaje o un corrector ligero del tono de la piel.

El corrector es importante aplicarlo a toquecitos para aprovechar al máximo la cobertura

Los diferentes colores y sus usos

  • Corrector verde: camufla imperfecciones rojizas o rosadas que pueden venir en forma de grano, rosácea, cicatrices etc.
  • Corrector amarillo: si tienes manchas violetas o moradas especialmente en la zona del contorno de ojos o si un golpe te ha dejado una moradura y la quieres cubrir, este es el tono que deberás utilizar.
  • Corrector naranja: es el más utilizado para las ojeras más profundas y de color azul, pero también sirve para manchas en colores marrones.
  • Corrector morado: las pieles amarillas se beneficiarán de este tono que ayuda a neutralizarlo.
  • Corrector rosa: si tienes un corrector rosa en tu kit, podrás utilizarlo en manchas verdes como pequeñas venitas que sobresalen.

 

Como personal shopper, mi labor es que te sientas tu mejor versión todos los días. El maquillaje es una parte muy importante y sobre todo ayuda a completar tu look. Si buscas una asesoría completa de estilismo y maquillaje, ponte en contacto conmigo, te ayudaré en ambas áreas poniéndote en las mejores manos de maquilladores profesionales que te enseñarán los secretos de los correctores de maquillaje.